Noticias

La apuesta por la electrificación de Scania

No sorprende que Scania esté apostando por la electrificación de sus vehículos, debido a que actualmente es un boom de toda la industria automotriz, sin embargo, lo primero que debes tener presente es que Scania apuesta por algo que sea realmente una solución, ya que ha invertido 100 millones de euros en una planta de ensamblaje de baterías que hará que pierdas la cabeza.

Esto se debe a que esa planta funciona más como un laboratorio en Suecia que promete dejarnos con la boca abierta. Por eso, a continuación, te hablaremos más acerca de las metas que los camiones Scania se ha propuesto alcanzar.

La apuesta por la electrificación de Scania

Las metas que tiene Scania

Resulta que este grupo de origen sueco ha planteado metas muy concretas para sus carteras de autobuses y camiones, ya que su máxima prioridad es el cuidado del medio ambiente, para lo que busca reducir al máximo cualquier emisión de gas tóxico de sus vehículos y elevar su productividad al máximo.

De hecho, tal es el compromiso de la empresa que se haya registrada en el The Climate Pledge, donde el requisito principal es que se compromete a emitir 0 gases como el CO2 para el 2040. Y aunque 20 años parece mucho tiempo, no es una tarea sencilla.

Más sí se tiene presente que no se está hablando sólo de las emisiones que producen sus clientes cuando usan sus vehículos, sino de las que genera el propio concesionario Scania para poder producir cada camión o autobús y para realizar sus operaciones diarias.

¿Y cómo planea eliminar sus emisiones?

Apostando por la electrificación de todos sus sistemas. Esto se debe a que, sí bien Scania no deja de lado los biocombustibles, ya que acepta que estos serán indispensables en la transición de sus operaciones, está buscando un 100% de autonomía eléctrica.

Aunque admite que definitivamente que las operaciones relacionadas con el transporte o comercio de la madera, transportes pesados, remotos o, sobre todo, de transporte de larga distancia la electrificación es algo realmente difícil, sus apuestas están en hallar la manera de electrificar cada uno de estos segmentos.

De esta manera, podrán cumplir con su compromiso de 0% para el 2040. Ahora bien, también hay que reconocer que Suecia es un país que está muy adelantado en lo que respecta a las energías renovables, falta ver sí podría hacerse cargo a través de ellas de la enorme demanda energética que supondría utilizar sólo electricidad en los autobuses o camiones de transporte.

¿Qué ventajas tendrían camiones y vehículos eléctricos para Scania?

Resulta que existen beneficios más allá de los ambientales, ya que se ha dado una viabilidad financiera que permiten que el transporte sostenible sea rentable, sobre todo porque ahora, en palabras de Nils-Gunnar Vågstedt que es el encargado de liderar las operaciones de investigación de Scania, ahora existe una consciencia global sobre el cambio climático.

Finalmente, esto se debe a que existe una mayor inversión para evitar la huella de carbono. Lo que se traduce en que en unos 5 años será más que rentable los vehículos eléctricos y la inversión en ellos sólo crecerá por parte de los grandes fabricantes. ¿Y tú? ¿qué opinas de los cambios que busca Scania?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *